Mermelada de

higos

mermelada de higos

Ya sabes el sabor exótico de los higos, frutos ampliamente apreciados en todas las civilizaciones y que se pueden consumir en muchas maneras, sobretodo en una receta de mermelada de higos, para acompañar las tostadas a la hora del desayuno, una merienda vespertina o acompañar las loncheras infantiles, su sabor rico y especial gusta a pequeños y grandes.

Ingredientes: 1k de higos limpios y pelados, 500 g de azúcar, 300 ml de agua, y el zumo de medio limón.

Preparación: Limpiar los higos y pelarlos, para ello hay que tener paciencia que la tarea no siempre es fácil y rápida, pero bien vale por esta rica mermelada de higos, cuando estén limpios, pesamos y anotamos su peso.  En un cazo colocamos el agua, cocinando los higos durante 15 minutos a fuego medio. Ahora es momento de agregar azúcar, la mitad del peso de los higos, agregamos el limón. Cocinamos hasta que se espese, removiendo de vez en cuando con una cuchara  de madera y retirando las pepitas de los higos que vayan apareciendo, al cabo de 15 minutos retiramos del fuego, dejamos enfriar y colocamos en frascos de vidrio esterilizados.

Imagen: Vía

limón

mermelada de limón

Quizá para algunos resulte rara una receta de mermelada de limón, porque asociamos las mermeladas a los frutos más dulces. Pero se sorprenderán con este delicioso sabor del limón que preparado en esta receta da un toque de sabor agridulce a esta rica y original mermelada de limón. Hay que escoger limones ligeramente maduros, ya sabes que muy maduros pierden el sabor ácido y muy verdes pues eso, son demasiado ácidos, hay que encontrar el toque delicioso que combina excelente con el azúcar y que imprime el sabor especial de esta rica receta.

Ingredientes:  1 k de limones maduros, el azúcar cantidad necesaria y 3 clavos de olor.

Preparación: Empezar por lavar los limones, cortarlos a la mitad y retirar  las semillas. Luego cortamos en juliana y dejamos remojando en agua abundante durante 3 días, cambiando el agua dos o tres veces al día. Al cabo de esos días, los escurrimos y los pesamos, agregando la misma cantidad de su peso, en azúcar. Ponemos una cacerola de cobre y le agregamos 2 tazas de agua junto con los clavos de olor, y ponemos a cocinar a fuego moderado durante una hora. Retiramos y dejamos reposar hasta el día siguiente. Continuamos la preparación el día siguiente cocinando durante una hora y luego otro día para dejarlo en reposo. Cuando retomemos la preparación el día siguiente poner a fuego suave hasta que el almíbar se espese y tome consistencia de mermelada, se retira y se envasa en caliente retirando el clavo de olor.

Imagen: Vía

Read more: http://www.solopostres.com/ver-receta.php?id=371#ixzz1mEQ0alxa

manzanas

mermelada de manzanas

Cuando se trata de mermeladas, la variedad es tal que puedes, si te gusta cocinar, lograr una diferente cada día y la familia deleitarse con tantos variados sabores que no podrían aburrirse nunca de las mermeladas. Y para que nunca repitas y siempre disfruten esta receta de mermelada de manzanas, es ideal en toda época del año y sabe deliciosa con lo que la acompañes.

Ingredientes: 1.4 k de manzanas, 1 litro de agua, 1/2 cucharadita de canela, 1/2 cucharadita de nuez moscada, 800g azúcar moreno.

Preparación: Comenzamos nuestra receta de mermelada de manzanas, con lavar las manzanas y cortar en trozos,  sin pelar. Colocamos éstas en un cazo y las cubrimos de agua poniendo a calentar a fuego medio y tapado hasta que se ablanden los trozos de manzana. Retiramos del fuego y pasamos por el colador retirando el líquido que sobra y regresamos al cazo, la mezcla de manzanas.  Añadimos 350 g de azúcar por cada 450 de pulpa de manzana, y añadimos la canela y la nuez moscada. Calentar poco a poco, removiendo con una cuchara de madera hasta que se funda bien el azúcar, cuando ésta se ha fundido se deja hervir hasta que tenga la consistencia de mermelada, es decir espesa. La retiramos y colocamos en envases de vidrio estelirizados.

Imagen: Vía

fresa

mermelada de fresa

En todo lo que se prepara en la cocina como en muchos aspectos de la vida, hay algunos que son platos más populares que otros. Entre las ricas mermeladas hay algunas como la que te traemos hoy su receta, que se podría considerar la reina de las mermeladas, la mermelada de fresa. Para acompañar ricas tostadas, para adornar una tartita en casa, para agregar a las frutas y degustar el yogurt, tantas ocasiones y tantos ricos ratos llenos del sabor de las fresas.

Ingredientes: 750 g de fresas, 1 y 3/4 de tazas de azúcar, 1 taza de agua y  el jugo de un limón.

Preparación:  Comenzar por lavar  las fresas y retirarles los tallos. Colocar una parte de las fresas, aproximadamente 500 g en la licuadora con el jugo del limón y el agua. Licuar los y colocar la mezcla en una olla o cacerola con el azúcar, mezclando bien  y poner a cocinar a fuego lento, revolviendo constantemente con una cuchara de madera,  para evitar que se pegue. Mientras tanto el resto de las fresas las cortamos en cuatro y añadimos a la cacerola unos 10 minutos después de que empezamos a cocinar la mezcla, para que estos trozos queden en la mermelada como trocitos que son. Cocinar de entre 25 a 30 minutos tiempo en el que tomará su consistencia ligeramente espesa. Se retira y se coloca en frascos esterilizados de vidrio y se deja enfriar para guardar en la nevera.  En este caso las fresas deben estar maduras pero no demasiado porque sino tienen otro sabor que no es el que es especial para la mermelada, hay que elegir las mejores, retirando las que están excesivamente suaves porque se sobrepasaron en madurez, pero jamás las verdes o las que aún están muy duras porque no están tan dulces como queremos.

Imagen: Vía

cebolla

mermelada de cebolla

Ya sabes que las cebollas son uno de los alimentos que más aportan a la salud. Suelen ser parte vital en la dieta si queremos tener una vida saludable, y claro son compañeras indiscutibles de ricas ensaladas y saborsos guisos, pero también de esta receta para preparar mermelada de cebolla. Seguramente te sorprenderá una versión de mermelada que se aparta de lo dulce por algo como el sabor agridulce de esta mermelada que viene bien para acompañar las carnes rojas, los pescados y las galletas estilo soda o con sal que saben a cielo con esta rica receta.  Así que ahora, podrás aprovechar tus más ricas cebollas no solo en las formas acostumbradas sino sorprender a todos con esta original mermelada de cebolla.

Ingredientes: 6 cebollas viejas picadas en juliana,  1 vaso de vino blanco, 1 kilo de azúcar rubia y 1 pizca de sal.

Preparación: Para empezar hay que poner en una olla de regular tamaño,  la cebolla,  el azúcar y el vino blanco, lo ponemos sobre el fuego para que se cocine y dejar que la cebolla se dore ligeramente, el azúcar se derrita y se forme un caramelo, la consistencia a tu gusto la logras, mientras se cocina si está muy espesa pues un poco de agua. Cuando pruebes la sazón y esté lista y haya hervido, es hora de retirar y llevar en una fuente de salsas a la mesa. Si te decides para acompañar carnes no la viertas encima de ella, sino presenta la mermelada en la mesa para que cada uno sirva lo que antoje. Luego de probarla es seguro que deseará repetir este delicioso detalle al paladar.  Hay que escoger también como sucede con las frutas cebollas maduras que tienen el sabor y el aroma más pronunciado para que al prepararla salgan a flor los más ricos aromas y sabores.

Imagen: Vía

naranja

mermelada naranja

Siempre puedes si te empeñas, obtener dulces naranjas para preparar una receta de mermelada de naranja, porque las naranjas tan deliciosas como fruto, como jugo, también son un estupendo ingrediente para una mermelada que se hace fácil y que disfrutarán todos, porque a todo les gustan las naranjas.

Ingredientes: 7 naranjas, un poco de agua, lo que necesites de azúcar, 1 gasa.

Preparación: Cortamos la naranja de las dos puntas que descartamos, pelamos y cortamos en rodajas finas, y retiramos las semillas que reservaremos.  Colocamos en un recipiente de vidrio las naranjas y las cubrimos de agua y dejamos reposar 24 horas en temperatura ambiente. Mientras tanto las semillas que hemos reservado las envolvemos con la gasa y hacemos un paquetito que guardamos en un recipiente en el que agregamos agua hasta cubrirlas y las reservamos. Cuando han pasado las 24 horas, pesamos las naranjas con todo y el líquido, ponemos en una cacerola antiadherente y agregamos 3/4 partes del peso de las naranjas en azúcar. Volcamos el líquido y las semillas al mismo recipiente, esto funciona en el sentido de ayudar a que cuaje la mermelada.  Colocamos en fuego moderado revolviendo, cocinamos durante hora y media o quizá dos, según nos guste su consistencia que debemos constatar con la cuchara de manera, si se siente que se queda muy seca se agrega un poco de agua.  Está lista para retirar y guardar en tarritos especialmente esterilizados para guardar nuestra mermelada, se coloca en ellos y se deja enfríar.

Hay que elegir naranjas en su punto de madurez que tienen un sabor más intenso, aunque nuestra mermelada de naranja lleva azúcar que ayuda al sabor dulce, se necesita naranja madura que aporte como hemos dicho el sabor intenso de la naranja que se aviva en la mermelada cuando la cocinamos. Y claro, siempre hay ricas naranjas para hacer mermelada.

Imagen: Vía

moras

mermelada mora

Esta receta de mermelada de moras, tiene la ventaja que no solo la disfrutarás sola,  como se disfrutan las mermeladas, sino que la puedes usar para cubrir una tartita, un día que no tengas mucho tiempo para cocinar pero antoja un postre, puedes aprovechar para disfrutar de una rica tarta de moras que ya sabes es deliciosa. Y con esta receta para preparar mermelada de moras, te irá estupendamente porque se hace en un 2×3.

Ingredientes: 1/2 k  de moras, 1/2  de azúcar, 1 limón.

Preparación: Lavamos las moras y les retiramos el rabito y poner a macerar con el azúcar, se le añade el zumo de limón y se pone a cocinar a fuego lento,  moviendo con una cuchara de palo hasta que pierde el agua y se va tomando consistencia de un almíbar espeso.  La pruebas ligeramente a cómo va la consistencia, y si ya está espesa y tiene el punto de sabor que te gusta, entonces puedes colocar en frascos de vidrio previamente esterilizados, dejar que enfríe y tapar. Usa también para acompañar con frutas, a veces sabe deliciosa acompañando las frutas menos dulces y con ricos platos de ensalada o variedad de pan tostado.

Imagen: Vía

albaricoques

mermelada de albaricoque

Una receta especial entre las muchas variantes de mermeladas es sin duda alguna, la receta de mermelada de albaricoques. Si los albaricoques suelen ser uno de los frutos más codiciados y deliciosos, no cabe duda que la mermelada es un manjar de los dioses con su rico sabor dulce y ligeramente intenso que todos disfrutan. Y nuestra receta que ahora les presentamos les permitirá preparar esta rica mermelada tan fácil y tan pronto con un resultado tan sabroso, que la harán de sus preferidas.

Ingredientes: 1 k  de albaricoques, 750 g de azúcar aproximadamente y el zumo de medio limón.

Preparación: Lavar bien los albaricoques bajo un chorro de abundante agua fría, y poner a cocinar hasta que estén blandos, alrededor de unos 10 minutos. Los retiramos y escurrimos, retiramos los huesos cuando estén fríos de la pulpa   y los pasamos por el pasapuré para eliminar totalmente la piel y darle una más suave consistencia.  Poner en la pesa la pulpa y según la cantidad que nos de, ese misma cantidad le agregamos de azúcar. Añadimo el el zumo de medio limón. Ahora, ponemos a cocer la mezcla y movemos con una cuchara de madera hasta que se espese, cuidando de que no se pegue. Cuando notemos de un poco que retiremos con la cuchara que tiene el punto de espesa que queremos la retiramos del fuego y colocamos en frascos de vidrio destapados hasta que se enfríe.  Los frascos claro, los hemos esterilizado previamente y ya luego guardarán nuestra rica mermelada de albaricoques para ir consumiéndola según antoje. Hay que elegir albaricoques en su punto de madurez, pero que no estén excesivamente maduros para que así tenga un sabor especial, la consistencia será según sea el gusto, que puede controlarse cuando se está cocinando, si la queremos muy espesa o más ligera para esto último bastará con retirarla cuando tenga la consistencia que queremos.

Imagen:  Vía

ciruelas

mermelada

Las ciruelas suele ser un fruto delicioso que acompaña bien variadas recetas de todo tipo, pero que resultan realmente triunfadoras cuando son convertidas en una sabrosa mermelada de ciruelas. Ya puedes ir pensando en los momentos de deleite que supondrá acompañar el pan tostado o las frutas con un toque de ciruela.

Ingredientes: 2 k de ciruelas, 2 k de azúcar, el jugo de 2 limones, 1 copita de Oporto.

Preparación: Empezamos lavando bien las ciruelas y las partimos por el medio para retirar el carozo de cada una, reservando solo 4. Es hora de colocarlas en la olla para mermeladas, agregar los carozos reservados y el azúcar, revolver todo bie y agregar el jugo de los dos limones. Tapamos y dejamos durante toda la noche.   Cuando la usemos el día siguiente tendrá un jugo rubí brillante y cremoso donde la fruta estará sumergida. Ponemos a cocinar a fuego mínimo y cuando comience a hervir ponemos debajo un difusor de calor. Revolvemos  con frecuencia para evitar que se pegue y agregamos el Oporto. Cuando hayan pasado 25 minutos apagamos el fuego y esperamos que enfríe para probar el punto, si aún no está lista cocinamos de nuevo por tiempos de 15 minutos hasta que tenga el punto exacto. Retiramos y colocamos en caliente en envases de vidrio previamente preparados y humedecidos con un toque de alcohol fino. Se tapan y se colocan boca abajo sobre un repasador. Ya faltará poco para disfrutarla.  Puedes envasar tanto como quieras porque las ciruelas realmente no tienen temporada y siempre se disfrutan al máximo, para la receta escoge las mejores y las que están maduras y tienen ese toque dulce que tiene la ciruela cuando está madurando.  No te prives de una merienda con mermelada de ciruelas que encantará a las amigas cuando te visiten o en las loncheras de los niños para el colegio.

Imagen: Vía